¿Cómo buscar empleo según la edad?

Por: Sue Carrie - Vie, 21/12/2012

empleo_de acuerdo_ a _ a_ edad

Ni soltero ni desempleado, ese es uno de los principales regalos navideños que tanto jóvenes como adultos están pidiendo para esta navidad, porque si bien América Latina está pasando por una de sus mejores bonanzas económicas, también es cierto del aumento de desocupación laboral entre profesionales de 20 a 25 años y entre 45 en adelante.
 
De acuerdo a la resolución 2012 de la 101ª Reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el mundo enfrenta una de sus peores crisis: "los jóvenes tienen tres veces más probabilidades de estar desempleados que los adultos, y más de 75 millones de ellos en el planeta están buscando trabajo. Así también de la creciente agudeza de empleados desocupados mayores de 45 años" que se debe, entre otras cosas, al aumento de la población longeva.
 
Pero sobre esta crisis de empleabilidad hay voces discordantes, porque para algunos expertos esto se debe, en cierta parte, al exceso de teoría y poca práctica de la llamada Generación Y (hasta 30 años), situación contrapuesta a la de la Generación X (con 31 en adelante) que, al llevar más décadas de práctica y estudio, es una mano de obra más cara para el mercado.
 
En tanto, hay quienes afirman que este conflicto sólo se debe a carácteres de cada generación. Para el decano de la Facultad de Psicología de la Universidad San Sebastián (USS), Chile, Claudio Orellana, "no es que los jóvenes menores de 30 años tengan menos empleo, al contrario. El problema de ellos es que se caracterizan por ser poco tolerantes a la frustración, son desapegados al trabajo, anteponen el hedonismo por sobre las obligaciones, y viven de la inmediatez. Además, se aburren rápidamente, ya que su desarrollo intelectual va de la mano de la velocidad de internet".
 
Mientras que los mayores de 35, agregó Orellana, nacieron en una situación económica menos favorable, por lo que suelen ser más resilientes y tienen metas claras con respecto a sus proyectos personales y profesionales.
 
"El problema es que muchos de ellos no están a favor de los cambios, ya que se acostumbraron a un ritmo de trabajo y creen que lo saben todo por su experiencia. Por eso es importante que estén dispuestos a desaprenderse de lo que ya saben, y es necesario estar en constante actualización de conocimiento. Esa es la clave, porque independiente de la edad que tenga el profesional, quien sea capaz de adoptar estas medidas, siempre va a tener mejores expectativas laborales que el resto", enfatizó el docente de la USS.
 
Si bien los dichos de Orellana son alentadores para todo profesional, es común escuchar a destacados trabajadores mayores de 35 años que acusan haber sido discriminados por la edad pasando en segundo plano, incluso, la buena presencia, el desenvolvimiento y la experiencia laboral.
 
"Por eso es importante que el talento y las competencias primen por sobre el perfil de las personas y sus características personales. Es así, y demostrando la mejora de la productividad cuando miramos las capacidades y el talento, como se logra acabar con las discriminaciones. Al mismo tiempo, el desarrollo de actividades como el voluntariado, permiten acercar a los empleados de las organizaciones a los colectivos concretos, minimizando cualquier tipo de imagen negativa creada, y acercando y dando a conocer las potencialidades de los mismos a la organización", sostuvo el director general de la Fundación Adecco, España, Francisco Mesonero.
 
Pero este tipo de situaciones también se da en profesionales de temprana edad. De hecho, se piensa que las personas entre 20 y 24 años son los más perjudicados por la falta de oportunidades laborales.
 
Por eso, ¿cuál es el momento preciso para conseguir un buen trabajo? Según la encargada del Área de Desarrollo de Carrera de la Universidad Diego Portales (UDP), Lorena Pérez, dijo que lo ideal es postular inmediatamente después de la titulación a un trabajo que permita aprendizaje y conocer varias áreas como un trainee, por ejemplo.
 
"El primer trabajo puede ir pavimentando el camino hacia una planificación de carrera exitosa, y si permite explorar diversas áreas el recién egresado puede tener más claro lo que quiere. Si la persona está interesada en estudiar en el extranjero o tomar un año sabático, eso se recomienda sólo después de unos 2 o 3 años de experiencia. Yo diría que entre los 34 y 45 años es el mejor momento para postular a mejores cargos, los head hunters buscan para diversos cargos ese rango de edad que cuenta supuestamente con mayor conocimiento de la industria, mejores redes de contacto y competencias mejor desarrolladas que cuando se tienen menos años", afirmó Pérez. 
 
Entonces, tal vez se pregunte cómo buscar empleo de acuerdo a su edad. En este sentido, la encargada del Área de Desarrollo de Carrera de la UDP recomienda tener en consideración los siguientes pasos:
 

  • A los 20 años, depende de si la persona es estudiante o no. Si está estudiando es recomendable buscar trabajos part time que le permitan desde ya tener una relación con jefaturas, poder relacionarse adecuadamente con otros (colegas, clientes) y que le permita explorar áreas futuras de desempeño. Al momento de buscar práctica profesional o un primer trabajo, los reclutadores valoran mucho las experiencias que han tenido (meseros, anfitriones de eventos, promociones, etc). Si la persona no está estudiando, lo mejor es buscar alguna empresa que  eventualmente le pueda ayudar a financiar una carrera vespertina, por ejemplo, o que le permita un desarrollo de carrera en el tiempo, ya que dada la realidad actual es muy difícil hacer carrera sin título.

 

  • Entre los 20 y 30 años hay que trabajar fuertemente en generar buenas redes, un buen networking, con ex compañeros de colegio, universidad, trabajo, amigos, etc. Si en la universidad una persona tiene fama de trabajar poco, de ser poco honesto, de tener habilidades sociales mal desarrolladas, por muchos amigos que tenga, no será recomendado en el futuro por nadie. Todo lo contrario. Esa mala fama queda para siempre.

 

  • A los 30 años ya hay que preocuparse de que el plan de vida esté alineado con el plan de carrera, y si no es así, de realizar acciones al respecto. También se debe estar recibiendo una renta acorde al mercado. Lo ideal es buscar empresas que permitan un buen desarrollo de carrera, oportunidad de perfeccionarse, oportunidades de crear y de innovar. Hay que preocuparse de estar en los portales de empleo con información actualizada y en las redes como LinkedIn.

 

  • A los 40 se debe estar muy visible en el mercado, ser conocido, y estar bien posicionado en las redes o perfiles profesionale, destacando los logros realizados. Acá el network es sumamente importante, al mismo tiempo que tener buenos contactos con head hunters, ya que hay más posibilidades de encontrar trabajo por esta vía que por portales de empleo.

 

  • A los 50 y sobre 50 los portales de empleo no sirven de mucho, dada la discriminación por edad encubierta que sucede con los avisos publicados. También acá es importante la relación con head hunters, y conocer bien la industria, ya que hay rubros que requieren de profesionales con mucha experiencia. Poco a poco han surgido en Chile y en el mundo portales dedicados específicamente a este rango de edad, con ofertas alineadas con estos perfiles. Hay empresas que trabajan con programas de mentoring, en los cuales se requieren profesionales de este rango de edad para capacitar y transmitir su experiencia a los más jóvenes. Otras posibilidades son postular a Pymes que necesiten expertos, o bien trabajar por proyectos y en asesorías.

 

Pero más allá de la edad, hoy los candidatos deben tener claro que parece ser importante primero barrer con los prejuicios propios; esto para estar en sintonía con los últimos avances tecnológicos y del conocimiento, y así encontrar el trabajo ideal en el momento preciso y sin tanto sufrimiento.