Becas para estudiar en Asia

Por: Costanza Cristino - Lun, 10/01/2011

Becas Asia

Mientras la mayoría de los latinoamericanos optan por una universidad europea o estadounidense al momento de elegir un posgrado, hay quienes se atreven a ir más allá y optan por Asia, un continente que no solo los espera con prestigiosos programas, sino también con una gama importante de becas disponibles para latinoamericanos.
 
A través de sus embajadas y consulados en Latinoamérica, las naciones asiáticas ponen a disposición programas de becas y financiamiento para los estudiantes de la región, creados principalmente para promover el intercambio cultural y el estudio de posgrados en sus universidades.
 
Estudiar en un país asiático tiene sus ventajas si lo comparamos con un destino tradicional. Uno de los beneficios es que en la mayoría de los casos las becas no solo contemplan los costos de los dos años de la maestría o los cinco de doctorado, sino que a esto se suma un año completo para el estudio del idioma en cuestión. Por otro lado, a pesar de ser cupos reducidos, las opciones de adjudicarse una beca pueden ser más altas, dado que la demanda por estudiar en Asia aún es baja. Solo hay que tener presenten al momento de postular, que en casi la totalidad de las becas que se ofrecen es requisito fundamental dominar el idioma inglés.
 
Las becas
Japón desde la década del 70 otorga becas de estudio para estudiantes de América Latina a través del Ministerio de Educación, Cultura, Deporte Ciencia y Tecnología. En Chile, por ejemplo, existen cuatro tipos de becas de estudios disponibles: pregrado, posgrado, entrenamiento para profesores y estudio del idioma japonés. "En el caso de la beca de posgrado, ésta contempla los dos años del programa, más seis meses de idioma japonés y un año como estudiante de investigación", dice Leticia Mery, encargada de comunicaciones de la Embajada de Japón en Chile. "Mientras, la beca para perfeccionamiento de profesores tiene una duración de un año y medio, e incluye también seis meses de estudio de idioma", agrega.
 
Para el caso de Chile, el número de vacantes disponibles por año son seis para posgrado y una para entrenamiento de profesores. Y en cuanto a los beneficios, cada una de estas becas contempla los pasajes ida y vuelta Chile - Japón, los gastos de estudio correspondientes a matrícula y colegiatura, una asignación mensual y una subvención para los gastos médicos del becado.
 
Desde que existe la beca, más de 170 chilenos han sido beneficiados, y al igual que este país, el resto de Latinoamérica, también cuenta con opciones del mismo tipo para estudiar en Japón.
 
Otro caso es Corea del Sur, país que también ofrece becas de estudios de posgrados para latinoamericanos. "El objetivo del Programa de Becas del Gobierno Coreano es entregarle a los estudiantes extranjeros la oportunidad de desarrollar estudios avanzados y de posgrado en Corea, en orden de promover el intercambio en educación y amistad mutua entre países", dice Silvia Lee, de la Embajada de Corea en Argentina.
 
Las becas están dirigidas al estudio de maestrías y doctorados en cualquier institución de educación superior de este país asiático. En el caso de las maestrías, las becas contemplan tres años, uno para el estudio del idioma y los otros dos para el programa de posgrado. Mientras, que en el caso de los doctorados financian cuatro años de estudio, uno para el idioma y tres para el desarrollo del posgrado.
 
De esta forma, el becario es beneficiado con el pasaje ida y vuelta en clase económica desde su país de origen hasta Corea; una manutención mensual de 900.000 won; el pago de 210.000 won para investigación en el área de las ciencias sociales y humanidades, y 240.000 en el caso de estudiantes del área de las ciencias químicas y naturales, por semestre; un pago único de 200.000 won para ubicación y un seguro médico. Todo esto, además de los costos de los cursos de inglés y del programa de posgrado.
 
El número de vacantes disponible varía año a año y depende de cada país. "En Argentina, por ejemplo, en 2010 no hubo becados, mientras que en 2009 fueron cuatro los que obtuvieron la beca", dice Silvia Lee. "Aunque no siempre se llenan los cupos, son cada vez más las llamadas y los interesados en la beca", agrega.
 
Pero, además de las becas que otorga cada país a través de sus gobiernos, también existen otras iniciativas desarrolladas por las propias casas de estudios. Ese es el caso de la Beca para MBA de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU), destacada casa de estudios de Singapur, para ciudadanos latinoamericanos de los países que componen la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico).
 
La beca de la Universidad de Tecnológica de Nanyang tiene una duración de 16 meses, contempla una dotación económica de 1.400 dólares singapurenses al mes, la inscripción y colegiatura de la maestría, 500 dólares para libros y materiales, un seguro médico, los pasajes de avión ida y vuelta a Singapur, además de los costos de un programa de Business Study Mission, fuera de Singapur, durante el desarrollo de la maestría.
 
Las alternativas de financiamiento para estudiar en Asia son varias y hacerlo no solo permite obtener el grado de master o doctor, además, el profesional podrá traer consigo la experiencia única que significa estudiar en una región que cada día toma más protagonismo en el mundo.
 

No comments