El 'ojo de pez' del Informe de Competitividad Global 2011-2012

Por: Sue Carrie - Mié, 18/01/2012

ilustracion_2012_team.jpg

A principios del 2011, la recuperación de la economía mundial proyectada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un 4,3% mostró señales de confianza en los países desarrollados. Sin embargo, a mediados del ano pasado, la reaparición de la incertidumbre volvió a surgir, debido a que las cifras de crecimiento se ajustaron a la baja, y las disputas políticas en Estados Unidos y Europa minaron la confianza en la capacidad de los gobiernos en tomar las medidas necesarias para restaurar el crecimiento.
 
"A pesar de las cifras y después de varios años difíciles, se observa una recuperación incipiente de la actual crisis, aunque esta recuperación se ha distribuido de manera muy desigual, porque gran parte del mundo en desarrollo todavía muestra un crecimiento relativamente importante, a pesar del riesgo de sobrecalentamiento, mientras que las economías más avanzadas continúan experimentando una lenta recuperación, desempleo persistente y vulnerabilidad financiera, sin perspectivas claras de mejora", comentó Klaus Schwab, fundador y Director Ejecutivo del World Economic Forum.
 
De acuerdo al informe, los mercados emergentes y las economías en desarrollo como Asia, por ejemplo, se han visto relativamente fuertes a la crisis estimando un crecimiento del 6,4% para el 2012 atrayendo mayores flujos financieros. Mientras que Estados Unidos, Japón y Europa experimentan un lento  crecimiento con altos índices de desempleo alto y una fuerte vulnerabilidad financiera.
 
Para enfrentar de mejor manera este escenario, el profesor de economía de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, y coautor del informe, Xavier Sala-i-Martin, afirmó que "los responsables de la política no deben perder de vista los aspectos fundamentales de la competitividad a largo plazo, pues para que la recuperación sea más sostenible, las economías emergentes y en desarrollo deben garantizar que el crecimiento se base en las mejoras de  productividad. Las economías avanzadas, muchas de las cuales luchan contra desafíos fiscales y un crecimiento escaso, se deben centrar en medidas para mejorar la competitividad a fin de crear un círculo virtuoso de crecimiento y garantizar una sólida recuperación económica".
 
Con respecto a la situación económica de América Latina y del Caribe, el informe indicó que Chile conserva el liderazgo como la economía más competitiva de la región, seguido de Puerto Rico, Barbados y Panamá. Mientras que las dos economías regionales consideradas como las más grandes y que lograron mejorar su competitividad fue Brasil y México, quienes aumentaron sus niveles de confianza gracias a sus políticas macroeconómicas, su entorno empresarial sofisticado y a un extenso mercado interno.
 
Sin embargo, Sala-i-Martin enfatizó que "los países de la región deberán centrarse cada vez más en abordar el desafío de la innovación a medida que sus economías continúan creciendo y avanzando hacia mayores cuotas de desarrollo. Pero deben tener en consideración que el deterioro de las condiciones de seguridad afecta la competitividad de América Central al aumentar el costo de hacer negocios".
 
Para Carola Moreno, directora del Centro de Estudios en Economía y Negocios (CEEN) de la Universidad del Desarrollo, Chile, el principal factor en el cual se sustentan estos resultados tiene directa relación con el entorno macroeconómico. "En el caso de Chile, el país ha sabido sortear de forma relativamente exitosa las caídas en demanda internacional, y las presiones sobre el tipo de cambio, por ejemplo. Pero esto no quita que Chile siga liderando en la región en cuanto a competitividad se refiere. El gran talón de Aquiles es sin duda los niveles educacionales, en los cuales tenemos un gran desafío", afirmó.
 
Moreno aclaró que una cosa es alto crecimiento y otra es competitividad, porque "para medir esto último se toman en cuenta diversas dimensiones.  Muchas de estas no se ven afectadas debido a que un país vive un mal ciclo económico, como es el caso hoy de Europa y Estados Unidos. Cambios en el ranking de competitividad de un año a otro no son bruscos, precisamente porque se calcula tomando en cuenta no solo temas coyunturales, sino también aspectos estructurales y cuya evolución ocurre más en el largo plazo. Tan así que a pesar de las crisis y la variabilidad de la situación de Chile que su posición en el ranking de los últimos años ha sido prácticamente la misma", remarcó.
 
Por su parte, Eugenio Gómez Alatorre, profesor del Área de Entorno Económico del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE Business School), México, sostuvo que este siglo ha visto el despertar de varias economías emergentes que cambiarán el orden económico y político mundial.
 
"Es difícil mantener una elevada tasa de crecimiento por mucho tiempo y las economías emergentes tendrán momentos de transición difíciles como el paso de ser una economía basada en la eficiencia a una basada en la innovación que es justo el momento por el que está pasando México de acuerdo con el World Competitiveness Report. Sin embargo, las economías emergentes seguirán creciendo y transformando al mundo en los años venideros", enfatizó Gómez Alatorre.
 
Descargar informe
 
 

No comments