Escuelas de Negocios: Las tendencias para formar ejecutivos globales

Por: Sue Carrie - Vie, 07/12/2012

Escuelas de Negocios: Las estrategias para su internacionalización

La reducción de las barreras del comercio mundial y los intercambios tecnológicos, de transporte e información, han hecho que los negocios se fundan en un enorme mercado único. Por ello, hoy más que nunca las Escuelas de Negocios buscan contar con un cuerpo académico diverso en áreas de estudio y de distintas nacionalidades; formar convenidos de intercambio docente y/o de estudiantes para homogeneizar la cultura, los intereses y el idioma de cada país; o incentivar a profesionales extranjeros para que se sumen en sus programas, son algunos de los tantos requisitos que deben cumplir las escuelas para poder internacionalizarse.
 
"Los programas con una oferta clara y creíble en su dimensión internacional son más atractivos para los participantes, porque los tornan más competitivos fuera de su entorno local, y es claro que la movilidad de ejecutivos va en aumento, seguida por la de los estudiantes. Como también hay que tener claro que un exceso de énfasis en lo internacional seguramente irá en desmedro de la atención a las problemáticas locales", afirmó el docente de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo (IEEM), Uruguay, Pablo Sartor.
 
Pero, ¿hay países en particular con que las Escuelas de Negocios deben formar lazos más estrechos para internacionalizarse? Según Sartor, Latinoamérica está haciendo grandes esfuerzos para ponerse 'a tiro' de los niveles de Estados Unidos o Europa. Sin embargo, algunos países, por volumen de sus empresas y mercado interno, tienen mayores dificultades para entrar en el radar de los estudiantes extranjeros o, incluso, de los docentes.
 
"En estos casos es más importante definir una estrategia muy clara y sinérgica con las particularidades de la institución. Creo, además, que la región se debe un reconocimiento mayor a sí misma, en cuanto a que internacionalizarse tradicionalmente ha sido visto casi como equivalente a tender lazos con EEUU y Europa occidental, lo cual está muy bien, pero en la actualidad las mayores oportunidades para los egresados pueden estar en el propio continente. Hay que jerarquizarnos como nos merecemos", enfatizó el investigador de la IEEM.
 
Y es que ante el aumento de las empresas multinacionales y, por tanto, la ampliación de los mercados, las compañías necesitan contar en sus filas con profesionales más globales, y que sean capaces de desenvolverse en cualquier lugar del mundo.
 
Para la docente del área de Desarrollo Internacional de la española IE Business School, Fiorella Gamero, es importante aprender de la experiencia de los mercados tradicionales, ya que "tenemos mucho que aprender de estos países, la forma en la que han logrado destacar, desarrollar su economía y que desean situar a sus profesionales como ejecutivos globales".
 
Por su parte, el profesor de Negocios y Finanzas Internacionales de la ESPAE Graduate School of Management, Xavier Ordeñana Rodríguez, precisó que, en el caso de las Escuelas latinoamericanas, además de los socios tradicionales como Estados Unidos y Europa, el auge asiático empuja a que países como China e India, por ejemplo, sean objetivo de más planes de internacionalización.
 
"Pero más allá de 'seleccionar' un país, la clave está en que los que forman una Escuela de Negocios (profesores, alumnos y otros) tengan una apertura a nuevas culturas y, sobretodo, puedan recibir una visión integral del mundo de los negocios para que los alumnos y futuros empresarios puedan trasladar sus compañías", dijo Ordeñana.
 
Alcanzar nuevas aperturas
 
Para las Escuelas de Negocios que buscan entender y enfrentar los nuevos mercados, es apremiante tener una visión cosmopolita y universal del entorno económico mundial.
 
Sin embargo, ante un crecimiento altamente competitivo y cambiante, es trascendental hoy  considerar ciertas tendencias y medidas para internacionalizarse con éxito. Es por eso que el docente del ESPAE Graduate School of Management recomienda seguir los siguientes pasos:

  • Faculty internacional. El tener profesores internacionales (visitantes) es un primer paso a conectarse con el orbe, ya que usualmente aportan visiones distintas a la de los profesores locales.
  • Visitas o intercambios. Es muy útil para los estudiantes compartir con alumnos de otros países, debido a que aprenden a valorar la cultura de otras regiones e incluso surgen oportunidades de negocios.
  • El currículo. Los contenidos de los programas de estudio deben tener un enfoque global sin descuidar lo local.
  • Metodologías de aprendizaje. A través de la tecnología actual, la internacionalización no necesariamente implica traslados físicos. Hay algunas experiencias en escuelas de la región de trabajo con países de otras culturas a través de la web (Skype, videoconferencias, e incluso redes sociales como Facebook).

 
Si bien no hay una receta mágica para 'internacionalizarse', la investigadora del IE Business School detalló que "hay que tener una visión clara de que el objetivo es el mundo y no los negocios locales. Esto se puede realizar de diferentes maneras, y nosotros nos apoyamos en la tecnología que nos permite alcanzar un ámbito global".
 
Por otro lado, el profesor del IEEM sostuvo que las medidas que debe tomar una Escuela de Negocios que busca 'ser universal' es, "en primer lugar, elegir muy bien ciertas áreas de excelencia a desarrollar, y cuál será la secuencia a seguir. Comenzar con claustro, con semanas internacionales, con problemáticas particulares, pero jamás con  todo a la vez. Para esto es clave identificar  primero las regiones, y enseguida a los socios adecuados en otros países".
 
Si bien internacionalizarse implica una inversión de mediana y, en ocasiones, de grandes proporciones, lo cierto es que urge a las Escuelas formar profesionales integrales, y con las herramientas idóneas para afrontar victoriosos la diversidad, los idiomas y las realidades de cada país.