Universidades Corporativas: la sala de clases al interior de la empresa

Por: David Cornejo - Lun, 11/07/2011

Universidad Corporativa

¿Un posgrado en la Universidad de McDonald's?, ¿un MBA con el membrete de Disney? No son títulos de fantasía sino una realidad en las Universidades Corporativas (UC), instituciones al interior de las empresas que se dedican a capacitar y entregar grados a sus ejecutivos y empleados. Se vienen desarrollando desde mediados del siglo XX y otorgan especialización en temas relacionados con la estrategia de cada compañía. Actualmente, entre las más grandes se cuenta Universitas Telefónica, Hamburger University de McDonald´s y Disney University.

Desde hace un par de décadas este concepto educativo se ha implementado en Latinoamérica. Según un informe realizado por la española IE Business School y la Alianza Sumaq entre marzo y mayo de 2011, los países de la región con mayor número de Universidades Corporativas son Brasil (34%), México (22%), Argentina (14%), Colombia (11%) y Perú (10%). El estudio se realizó entre más de 500 directivos y directores de RRHH de la región, detectando que el 44% de las empresas Top 100 -por tamaño- en América Latina tiene una Universidad Corporativa o un organismo similar.
 
Antonio Montes, director General de la Alianza Sumaq y director de Desarrollo Estratégico en IE, fue el encargado de presentar este informe en el Foro Internacional la Evolución de las Universidades Corporativas (Ecu 2011), desarrollado en Panamá el 29 y 30 de junio pasado. El académico destaca la especialización que se logra en estas entidades. "Es una manera de sentirte más integrado en la organización y además conseguir que tu trabajo esté más alineado con la estrategia de la compañía", agrega.
 
Precisamente este desarrollo organizacional es una de sus grandes ventajas, según señala la francesa Annick Renaud-Coulon, presidenta del Consejo Mundial de Universidades Corporativas GlobalCCU. "Participar en actividades educativas con colegas permite analizar el sentimiento de pertenencia a su empresa, ser identificado como un componente de este cuerpo social, crear redes en el mismo seno de su organización y cerca de sus partes interesadas", destaca. GlobalCCU fue fundado en Paris en 2005 por directores de Universidades Corporativas de Brasil, Estados unidos, España y Francia para compartir experiencias y conocimientos sobre estas entidades cuya definición aún está en desarrollo.
 
¿Se trata realmente de universidades?
Estas instituciones son más prácticas que las universidades tradicionales, las cuales en comparación pueden parecer demasiado teóricas y poco familiarizadas con la realidad empresarial. Sin embargo, la ausencia de investigación y la falta de certificación oficial en gran parte de las universidades de empresas genera ciertas dudas: ¿se trata de verdaderas  universidades? ¿sus grados tienen algún valor en el mercado laboral?
 
La Dra. Elisa Cobas del Tecnológico de Monterrey, México, opina que una universidad puede considerarse como tal cuando tiene una visión integral de conocimientos además de acreditación oficial. "Siento que lo que se está haciendo en cierto grupo de Latinoamérica es la capacitación tradicional con un nombre que suena valioso", agrega la académica, que participó también de Foro Ecu 2011 en Panamá.
 
Al respecto, Antonio Montes señala que estos programas son útiles para trabajar en cada compañía específica,pero no para llevar ese conocimiento a otra empresa. "La validación oficial es bastante escasa, por no decir nula. En el mercado no tiene el mismo valor un título de una universidad tradicional, o de una escuela de negocios, frente al título que haya podido otorgar una Universidad Corporativa", señala. La ausencia de certificación en estas instituciones es suplida -en ocasiones- a través de convenios con universidades o escuela de negocios, quienes ayudan a implementar programas y comparten conocimientos con cada programa de estudios.
 
Luis Vives, académico de ESADE Business School, España, considera que la legitimación de estos grados depende del prestigio que cada compañía y su Universidad Corporativa hayan conseguido. "Las más famosas, como la de General Electric, tienen mucho peso en otras compañías porque se sabe de su buen hacer. En ningún caso son sustitutas ni competidores, sino que son complementarias a las universidades tradicionales", destaca Vives, quien participó como moderador el pasado 27 de junio 2011 en el IV Foro de Universidades Corporativas organizado por ESADE.
 
La universidad, el mercado y el futuro
Las Universidades Corporativas actúan con gran apoyo de la tecnología, sobre todo del método e-learning. Además, utilizan tiempos de aprendizaje cortos no comparables con la universidad clásica que trabaja en el largo plazo, según comenta Annick Renaud-Coulon. "Hay una gran modernidad pedagógica en las universidades de empresa que son muy conscientes de su deber de innovación para ser atractivas y que a menudo disponen de medios financieros más importantes que en las académicas", agrega.
 
La realización de tareas específicas en las empresas hace cada vez más necesaria la enseñanza y capacitación al interior de cada compañía. "Lo mismo podríamos pensar hace diez años sobre el uso del correo electrónico. No es algo opcional, habrán diferentes modelos pero todas las organizaciones tendrán un rol muy fuerte en la educación y entrenamiento de su gente" destaca Carl Riahand, Director General de OpenTec, compañía internacional que desarrolla Universidades Corporativas para empresas.
 
No obstante, como en todo fenómeno en desarrollo, su expansión se debe a múltiples causas. Según Antonio Montes, otro factor que influye en el crecimiento de estas instituciones es el factor moda. "Hoy en día parece que si no tienes Universidad Corporativa, no eres nadie. Es más bien un tema de posicionamiento, imagen y estrategia, de cara a tus empleados, clientes, proveedores y competidores", agrega.
 
En este escenario, las universidades de empresa siguen atentas a los cambios en la economía global, evolucionando con ella. Respecto al futuro, Elisa Cobas sugiere un modelo híbrido de colaboración entre academia y empresa, similar al modelo in-company, lo que daría un respaldo definitivo a estos grados académicos en el mercado
 

No comments